Skinny carrot cake cookies

¡Salú! Recetas

Para un niño común y corriente, la idea de carrot cake suena tan asquerosa como una torta hecha de brócoli y espinaca o unas galletitas de hígado encebollado. Estas comidas de pesadilla causaron tanto trauma en algunos pequeños, que aún hoy de adultos muchos se horrorizan con tal solo ver el color naranja o verde en su plato de almuerzo.

Yo realmente nunca tuve problemas con comer de chica. Quizás el mango y la polenta no fueron mis mejores amigos de infancia, pero nunca fui de esos niños que se sentaban horas en la mesa en una batalla campal contra un plato de sopa que había que comer.

Quizás el postulado El que no termina su plato, no se levanta de la mesa resulte ochentoso a esta altura del partido, y esas viejas cruzadas fueron vencidas finalmente por niños con más autonomía y padres menos autoritarios.

Pero sí, a Maria José de 7 años la idea de torta de zanahoria definitivamente le habría resultado menos apetecible que festejar su cumpleaños en el doctor poniéndose inyecciones.

carrot cake cookiescarrot cake cookiesRecién descubrí la carrot cake de grande, y entre mis favoritas están la de Ceci Gross y la del Café de Acá, aunque la más rica que comí en mi vida vino de las manos de mi amiga Maika en mi cumpleaños 27.

Aunque estas galletitas probablemente no les lleguen a los talones a esa poderosa torta que comí entera solita sin invitarle a nadie, el espíritu Maikenesco está presente, en versión liviana encima, para que no digan que en este blog solo quiero hacerles engordar. Con harina integral, avena y un montón de nueces y almendras, creo que hasta ahora son las cookies saludables más ricas que cociné para el blog.

carrot cake cookiescarrot cake cookiesSi preparan estas galletitas para niños (o adultos con episodios traumáticos no superados involucrando alimentos coloridos) no les cuenten de antemano que son de zanahoria. Una mentirita blanca. Recién cuando vayan por la tercera galletita en menos de un minuto, revelen el delicioso secreto.

carrot cake cookiescarrot cake cookiesSeguro quedan más shockeados que cuando se enteraron que Papá Noel no existe.

Skinny carrot cake cookies Imprimir

Tiempo de preparación
15 mins
Tiempo de cocción
10 mins
Tiempo total
25 mins
Precio: $$
Dificultad: Fácil
Porciones: 20 cookies
Ingredientes:
  • 1 taza de avena
  • 1 taza de harina integral
  • 1 taza de zanahoria rallada sin cáscara
  • 1 cucharita de polvo de hornear
  • ½ taza de almendras y nueces
  • ⅓ taza de uvas pasas
  • ½ taza de miel
  • 1 huevo
  • 2 cucharas soperas de manteca derretida
  • 1 cuchara sopera de canela
  • 1 cucharita de nuez moscada
  • Ralladura de una naranja
  • Un chorrito de stevia
¿Qué hago?
  1. En un bowl, batir levemente el huevo. Agregar la manteca derretida tibia, el edulcorante, la ralladura de naranja, la miel y la zanahoria rallada (sin cáscara) y mezclar bien.
  2. Añadir de a poco la harina, la avena, el polvo de hornear, la canela y la nuez moscada.
  3. Por último, sumar las nueces y uvas pasas y mezclar la preparación con movimientos envolventes. Reservar durante media hora en la heladera.
  4. Con las manos mojadas, tomar un poquito de la masa y formar una bolita.
  5. Precalentar el horno a fuego bajo. En una asadera rociada con spray antiadherente, preferentemente sobre papel manteca, colocar las bolitas y aplastarlas con los dedos, dejando un poco de espacio entre cada galletita.
  6. Cocinar las cookies durante 10 minutos, controlando que los bordes empiecen apenas a dorarse y el centro parezca aún crudo, así aseguramos unas cookies blanditas.
  7. Dejar enfríar antes de consumir. Pueden guardarse en envase hermético hasta una semana o pueden congelarse y calentarse al microondas para disfrutar por meses.
Tip: Especialmente cuando hablamos de hornear galletitas, cada horno es un mundo, así que recomendaría probar una primera tanda vigilando de cerca la cocción para evitar que se quemen abajo. Ah, y para el «frosting» les puse un chiqui de Casancrem y Voilá!

Posts relacionados